Mamoplastia de Reduccion

 

 

Es la cirugía para reducir el tamaño de los senos.



Descripción  

La cirugía de reducción de mamas por lo regular se hace

bajo anestesia general, en donde usted estará dormida y

sin dolor. O usted puede recibir un medicamento para

ayudarla a relajarse y anestesia local para insensibilizar el

área alrededor de las mamas con el fin de bloquear el dolor.

En este caso, estará despierta pero no podrá sentir dolor.

Para una mamoplastia de reducción, el cirujano extirpa parte

del tejido mamario y de la piel. Los pezones pueden trasladarse

más arriba para centrarlos, por razones estéticas.

En el procedimiento más común:

El cirujano hace tres incisiones (cortes): alrededor de la areola (el área oscura en torno a sus pezones), desde la areola hacia abajo hasta el pliegue por debajo de la mama y a través del pliegue inferior de la mama.Se extraen la grasa, la piel y el tejido mamario adicionales. Se traslada el pezón y la areola a una posición más alta. Con frecuencia, la areola se hace más pequeña.
 

El cirujano cierra las incisiones con puntos de sutura para remodelar la mama.
Algunas veces, la liposucción se combina con la mamoplastia de reducción para mejorar la forma de la mama y de las áreas de la axila.

 

La operación puede durar de 2 a 4 hora



Por qué se realiza el procedimiento  

La mamoplastia de reducción puede recomendarse si usted tiene las mamas muy grandes (macromastia) y:

Dolor crónico que afecta su calidad de vida. Puede estar teniendo dolores de cabeza, de cuello y del hombro.
Problemas nerviosos crónicos causados por la mala postura, que ocasionan entumecimiento u hormigueo en brazos o manos.
Problemas estéticos, como surco de la tira del sostén, líneas similares a cicatrices en la piel (estrías), dificultad para encontrar ropa que le sirva y baja autoestima.
Salpullidos crónicos bajo las mamas.
Algunas mujeres pueden aprovechar los tratamientos no quirúrgicos, como reducir el exceso de peso, hacer ejercicio para fortalecer la espalda y los músculos del hombro, y sostenes o brasieres de soporte.

Coméntele siempre al médico o a la enfermera:

Si está o podría estar en embarazo.
Qué fármacos está tomando, incluso drogas, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.
Durante los días antes de la cirugía:

Posiblemente necesite hacerse mamografías o radiografías de las mamas antes de la operación. El cirujano plástico le hará un examen rutinario de las mamas.


































 

Algunos días antes de la operación, le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
Quizá necesite que le despachen las recetas de analgésicos antes de la operación.
Haga los arreglos para que alguien lo transporte hasta la casa después de la cirugía y que le ayude en el hogar por uno o dos días.

En el día de la cirugía:

Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía.
Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
Póngase o lleve ropa suelta que abotone o cierre con cremallera por el frente.
El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital o a la clínica.

 

Después del procedimiento  

Posiblemente tenga que quedarse de un día para otro en el hospital.

Después de la cirugía, se le envolverá un apósito (vendaje) de gasa voluminoso alrededor de las mamas y el tórax, y se pueden dejar tubos de drenaje pegados a las mamas. Estos tubos se retirarán al cabo de 3 a 5 días. Usted se quitará el vendaje ACE, el sostén o los apósitos después de la cirugía, como el médico le haya indicado.

Dentro de la primera semana, usted reemplazará el apósito con un sostén suave, el cual deberá usar durante varias semanas.

El dolor debe disminuir por unos pocos días. Tome analgésico para controlarlo. Asegúrese de tomar el medicamento con alimento y bastante agua. No se aplique hielo o calor en sus mamas a menos que el médico le haya dicho que puede hacerlo.

Al cabo de unos días, la hinchazón y los hematomas alrededor de las incisiones deben desaparecer. Usted puede experimentar una pérdida de la sensibilidad de manera temporal en la piel de la mama y los pezones después de la cirugía, pero ésta retornará con el tiempo. Los puntos de sutura se retirarán al cabo de dos semanas después de la cirugía.

Pronóstico  

Es probable que usted tenga un resultado muy bueno de la cirugía de reducción de mamas. Puede sentirse mejor con respecto a su apariencia y puede estar más cómoda con diversas actividades. El dolor o los síntomas de la piel, como las estrías, desaparecerán. Posiblemente necesite el uso de un brasier de soporte especial durante unos meses para remodelar sus mamas.

Las cicatrices son permanentes y, aunque serán más visibles durante el primer año, se desvanecerán luego. El médico tratará al máximo de hacer los cortes de manera que las cicatrices queden ocultas. La mayoría de las veces, las cicatrices no deben ser notorias, incluso en ropa con escote profundo (las incisiones normalmente se hacen en la parte inferior de la mama).

 

 

 

..